En Español

Continúan Las Movilizaciones de Jóvenes: “¡Fuera Peña Nieto!”

By adm0

Inmediatamente después de que el IFE y Calderón corrieron a declarar el triunfo de Peña Nieto, el gobierno de Estados Unidos por conducto de Barack Obama, reconoció al candidato priista como “nuevo presidente” y aseguró que hubo en México.

Los grandes medios de comunicación de Estados Unidos, se han apresurado a presentar a Peña Nieto como el “vencedor de las elecciones”.

Así, detrás de las declaraciones del IFE y de Calderón, aparece la realidad: el priista es el candidato del imperialismo estadunidense.

El “mandato” que Obama da a Peña Nieto lo resume el periódico imperialista español, El País, muy ligado a la familia Clinton, cuando dice:

“Va a tener que abrirse al apoyo de otros partidos, y muy esencialmente del derechista PAN, (…). Necesita liberalizar el sector energético, abriendo la empresa estatal Pemex a la inversión privada, reformar la educación (…) instaurar unos sistemas fiscal y judicial eficaces y modernos (…).”

El Consejo Coordinar Empresarial , organismo dominado por las empresas imperialistas, anuncia que vamos a “sumarnos al trabajo de los equipos de Peña” para preparar las contrarreformas en materia energética (agresiones contra el SME, apertura total de Pemex y de CFE al capital extranjero), fiscal (IVA a medicinas y alimentos), laboral (ampliar a fondo la subcontratación, el contrato individual y mayores obstáculos para la acción colectiva de los sindicatos), educativa (supresión de la plaza de base con instrumentos de guerra como la “evaluación universal” impuesta por la OCDE).1

En realidad, los “votos” de Peña Nieto provienen de una enorme operación organizada desde antes de la elección: dinero a raudales, acuerdos con Televisa, reparto de millones de tarjetas comerciales y de materiales de construcción, participación de los gobernadores priistas,y dosis amargas de violencia. El IFE, cuyos consejeros son nombrados por los mismos partidos institucionales, no ve ni oye nada de esto. Es más, añade sus manipulaciones a la hora de contar los votos.

Siguiendo las directrices del gobierno estadunidense, Peña Nieto pretende llevar al país a una “mayor integración a Estados Unidos”, es decir, pretende convertir al país en un territorio colonial. Como parte de esa “mayor integración” Peña Nieto pretende ampliar la violencia y el caos que crean la “guerra del narcotráfico” y el Plan Mérida impuesto por el gobierno de EU.

Todo el pueblo trabajador está en peligro. El magisterio, los electricistas del SME que luchan por la reinstalación, por su contrato colectivo y por la empresa pública, los mineros, los campesinos, los indígenas, y Pemex, el ISSSTE, el IMSS, los derechos laborales, el porvenir de los jóvenes, los derechos de los pueblos enfrentados a las mineras y a los “megaproyectos”.

El lunes 2 de julio por la tarde, López Obrero declaró: “El enorme cúmulo de irregularidades, la compra de millones de votos y el rebase del tope de campaña por parte de Enrique Peña Nieto, por un monto de 5 mil millones, constituyen en argumentos suficientes para impugnar la elección presidencial” (…). “No permitiré el fraude, añadió, y solicitaré el cómputo de todas las actas de casilla y el conteo de votos”. “No puedo aceptar ningún resultado hasta no tener la certeza de que se respetó el voto de los ciudadanos y que no se falsificó la elección”, concluyó.

Esas palabras expresan el sentir de millones de personas en todo el país.

Dadas esas palabras, ¿No tienen la responsabilidad los dirigentes políticos y los sindicales como los de mineros, telefonistas, electricistas, universitarios y magisteriales que se manifestaron por “ningún voto al PRI, ningún voto al PAN”, apoyen esa declaración?

Mientras se pronunciaban esas palabras, los jóvenes expresaban su profundo descontento y su hartazgo respecto al PRI, en una combativa manifestación, con sus consignas, “¡Aquí se ve, aquí se ve, Peña Nieto presidente no va a ser!”. “¡México!, ¡sin PRI!”, “¡México!”, ¡sin PRI!”, “¡Rechazo total al fraude electoral!”, “¡Democracia, democracia!”.

Hoy es vital que estos jóvenes apoyen la declaración de López Obrador porque solos no es posible detener la imposición. Se requiere la unidad de acción en primer lugar con López Obrador, y con los sindicatos que se manifiestan por la democracia, así como con todas las organizaciones que concuerden en no aceptar el fraude orquestado por el IFE, y detrás de esta institución del PRIAN, por las agencias gubernamentales de EU.

Miles y miles de personas que se encontraban abrumadas por la magnitud del fraude, buscan los caminos para manifestarse contra la pretensión de imponer a Peña Nieto con su plan de destrucción que es en primer lugar, el plan del gobierno y las grandes empresas de Estados Unidos. En todas partes se buscan las pruebas del gigantesco fraude ¡Y se encuentran, como en el caso de las tarjetas de Soriana!

En muchas partes comienzan a darse reuniones, manifestaciones,… ¡No es momento de dejarse vencer por el desánimo, la lucha no ha terminado, los jóvenes nos dan un ejemplo a seguir!

¡Apoyemos la declaración de López Obrador y vayamos a nuestros sindicatos, a nuestras organizaciones, a las marchas de los jóvenes, y propongamos pugnar por la unidad de todas las fuerzas que se manifiestan contra la imposición!

Esto es tanto más urgente cuando que Peña Nieto afila sus cuchillas contra los trabajadores, la juventud y la nación con su plan de “reformas estructurales”, dictado por el gobierno y las grandes empresas de EU.

Llamamos a formar comités de la Organización Política del Pueblo y los Trabajadores para luchar por la unidad y contra los planes de contrarreforma de Peña Nieto que ponen en riesgo la unidad y soberanía de la nación, los derechos del pueblo trabajador y sus condiciones de vida.

Ciudad de México, 4 de julio de 2012, 10 am.

ORGANIZACIÓN SOCIALISTA DE TRABAJADORES (OST)
Sección mexicana de la Cuarta Internacional
Integrante de la Organización Política del Pueblo y los Trabajadores (OPT)
Correo e: eltrabajo@gmail.com
Facebook: eltrabajo.
Tel: (0155) 5547 0161

1  “El Consejo Coordinador Empresarial fue fundado en 1976, como una respuesta del sector productivo nacional a la creciente intervención del gobierno en la economía y la aplicación de medidas claramente populistas.”, como dice en su página electrónica: http://cce.org.mx/acerca-de/.

No comments yet.

Add your response